Castellina in Chianti - Chianti

FECHA UN HOTEL


Fecha de llegada
Fecha de salida

 

Hotel in Florence
Hotel in Florence

Hotel a Firenze

 

B&B a Firenze

 

Informaciones útiles:

algunas informaciones prácticas para visitar el Chianti

Lea »

News

Atención al cliente

Atención al cliente

Castellina in Chianti - Chianti

 

Via delle Volte a Castellina in Chianti

Castellina in Chianti está apoyada arriba de una pequeña colina, en frente de los viñedos y de los olivos que están todo alrededor, que representan la mayor fuente de riqueza por la aldea.
Castellina in Chianti tiene claros origenes etruscos.
Los Etruscos fueron los primeros a establecerse en estas tierras, dejando sus testimonios con la hermosa necrópolis de Monte Calvario, que se asoma a uno de los dos lados de la colina donde está situada la aldea.

Necropoli Etrusca di Monte Calvario a Castellina in Chianti

Probablemente el antiguo asentamiento fue destruído durante las invasiones de los Bárbaros por los Galos.
Fue gracias a una donación por la condesa Matilde a los Condes Guidi, en forma de feudo, que Castellina in Chianti, llamada Salivolpe, regresó a su vida.
Esto sucedió alrededor del año 1000, y el pueblo de Castellina, dominado por la familia Guidi, fue dotado del muro de cerco que ahora es posible admirar desde la ciudad vieja. Más tarde, la familia Guidi dió el feudo en vasallaje al pueblo cercano de Trebbio, que corresponde a la localidad de Trebbia, y fue añadida una fortaleza.

Por consiguiente el pueblo fue llamado Castellina de’ Trebbiesi.

En 1193 la familia gobernante de Trebbia permitió la sumisión del pueblo a Florencia, y en 1200, Castellina entró en la Liga del Chianti. Una vez más, entonces, Castellina fue sujeta a saqueos e invasiones.
En 1397 Alberigo da Barbiano irrumpió en la fortaleza y saqueó la aldea. Florencia ordenó a Giuliano da Sangallo la reconstrucción de las murallas de la aldea, y gracias a esos muros la aldea pudo resistir al ataque del Duque de Calabria por 44 días en 1452. Sin embargo Alfonso V de Aragón entró en la aldea, y otra vez Castellina fue destruída completamente, y ocupada por las trupas de Francesco di Giorgio Martini. En 1483 Castellina regresó bajo la influencia de Florencia. Con el final de la Liga del Chianti, en 1744, y las reformas de Leopoldo, Castellina logró a ser independiente, guardando su vocación como "Capital del Chianti", tanto en términos geográficos como que en términos de producción del vino.
Hoy Castellina ofrece a los visitadores un territorio interesante de un punto de vista tanto urbano como arquitectónico. Una mención particular va reservada a los edificios aristocráticos del tardío Renacimiento, que enriquecen el casco histórico, y la iglesia de San Salvatore, una moderna estructura construida en estilo Románico, con un fresco de la Virgen con el Niño de Mastro Signa.
Las calles de Castellina reflejan la típica estructura del castillo medieval, y las tiendas ofrecen productos alimentarios locales, aceite de oliva, vino, carne, y productos de artesanado. Pero sobretodo, Castellina siempre ha sido un pueblo vivible, capaz de adaptarse a los diferentes períodos históricos que la vieron como protagonista. Por eso aparece hoy como una ciudad proyectada hacia el futuro, siempre atenta a responder a la demanda de turismo, y lista para ofrecer cualquier servicio para satisfacer más turistas aún.

Si quieren transcurrir una estancia en Castellina in Chianti les recomendamos esta Casa Rural en el Chianti (www.casalandi.com):

Casa Landi Castellina in Chianti
un hermoso alojamiento para sus vacaciones en el Chianti,
con una óptima relación calidad/precio.

 

En los alrededores de Castellina in Chianti:

In the surroundings of Castellina in Chianti:
Iglesia de Sant’Agnese
Castillo de Fonterutoli