Volterra - Chianti

FECHA UN HOTEL


Fecha de llegada
Fecha de salida

 

Hotel in Florence
Hotel in Florence

Hotel a Firenze

 

B&B a Firenze

 

Informaciones útiles:

algunas informaciones prácticas para visitar el Chianti

Lea »

News

Atención al cliente

Atención al cliente

Volterra - Chianti

 

Volterra

Como San Gimignano, Volterra no es propio parte del territorio del Chianti, sin embargo debido a su cercanía a la mayoría de los pueblos del Chianti merece una mención y una visita. Pero los turistas no tendrían que esperarse de encontrar aquí los mismos colores y las dulces cuestas del territorio Senese, y deberían estar preparados a hundirse en un paisaje duro y a veces vacío, dominado por las impresiontantes (y terribles) erosiones de la tierra (llamadas Balze).
La fama de Volterra es debida a sus origenes Etruscos: es una de las más bien guardadas y ricas ciudad de la entera Toscana. El nombre originario de la ciudad era Velathiri, capital de unos de los 12 condados en que el territorio etrusco estaba dividido.
En el siglo V a.C., Volterra podía ya contar sobre un muro de cerco de 7 km de diámetro, el más grande de siempre de la ciudad, y fue la última a ser derrotada por los Romanos en el año 260 a.C. Por eso representa un importante sitio de arqueología etrusca, y el Museo Etrusco Guarnacci es uno de los más grandes en su género.
Aquí estan guardadas muchas piezas de fundamental importancia: joyas, esculturas en terracota, urnas en alabastro y la famosa “sombra de la noche”: una escultura en bronce representante un hombre. En el área de Vallebuona incluso es posible admirar algunos hallazgos romanos, como un teatro y una spa.
Volterrá tuvo una grande expansión económica, en parte gracias a la extracción y a la elaboración del alabastro. En el siglo XIII era un pueblo independiente, luego pasó bajo el dominio de los Florentinos. Sin embargo la cercanía de Pisa jugó un papel importante en términos de influencia artística y arquitectónica. El período de la municipalidad dió a Volterra otra supremacia: en 1208 empezaron las obras para la construcción del Palacio de los Priores, el primero de ese tipo a ser construido en Toscana, que fue utilizado como modelo por los otros pueblos. En la misma plaza del Palacio de los Priores está el Palacio de los Obispos. Un tiempo granero, fue luego utilizado como residencia de los obispos a partir del final del siglo XV, aunque los obispos se mudaron ahí sólo dos siglos después.
El Duomo está en Piazza San Giovanni, separado del baptisterio octagonal. Adentro, la catedral está rica de obras de arte. En particular la escultura lignaria de la Deposición merece una visita. Otros lugares que hay que visitar son el Museo de Arte Sagrada, hospedado en la antigua Canónica, la Iglesia de San Michele, en estilo pisano-románico, la Galería de Arte y el Museo Cívico.